miércoles, 1 de agosto de 2012

Alegato de fiscalía. La culpa como tormento de los sobrevivientes.


doctor CÓRDOBA Fiscal: con el caso que acaba de alegar el doctor AZZOLIN hemos terminado con los casos de  liberaciones.
Pero antes de pasar a los casos de homicidios, la Fiscalía quiere resaltar algo que sigue y estuvo latente en todas las declaraciones, que tiene que ver con un tormento especial que asumen las víctimas: tiene que ver con la culpa en los sobrevivientes, una concepción ideológica que tiene que ver con la filosofía judeo-cristiana y que se observa incluso en hechos ajenos a los actos de Terrorismo de Estado. La persona sobreviviente que asume la culpa por los que no sobrevivieron se da incluso en casos de accidentes.
En el caso del Terrorismo de Estado, a partir del decisionismo absoluto del poder acerca de quien sobreviviría y quien no, no sujeto a fundamentos racionales, el entorno social -quien no pasó por el terror- comienza a tejer una sospecha acerca del sobreviviente, de que sobrevivió porque traicionó. Supone una construcción desde el propio Terrorismo de Estado, un nexo de causalidad entre la sobrevivencia de la persona y la muerte de los otros. Esta afectación al entorno social también constituye una consecuencia de los delitos de Lesa Humanidad.
El efecto es que estas personas acarrean esas culpas,  expuestos y necesitados de dar explicaciones de por qué sobrevivieron, cuando es una circunstancia que les resulta absolutamente ajena. En esta afectación de lazos sociales donde no ha operado una información cabal o una comprensión acabada de los mecanismos del Terrorismo de Estado, el sobreviviente es visto por la sociedad, como aquél que sobrevivió porque los demás no sobrevivieron, donde la vida pasa a ser consecuencia de una traición y deja de ser un derecho humano que tienen todas las personas. Esto debe ser considerado por los jueces como una afectación especial en cuanto al daño causado a las víctimas, un hecho que es responsabilidad absoluta de los acusados.