miércoles, 1 de agosto de 2012

Alegato de fiscalía. 8.78 Cristina Coussement y Roberto Lorenzo.


Caso Cristina Elisa COUSSEMENT – Roberto Adolfo LORENZO: COUSSEMENT tenía 21 años a la fecha de los hechos, casada con Rubén BAUER, estudiaba y trabajaba en Mar del Plata. Su secuestro ocurrió en su lugar de trabajo de aquella ciudad, en calle 20 de Septiembre, por personal de la Prefectura de Mar del Plata. Fue llevada en primer lugar a su domicilio donde se efectuó una requisa completa. Luego fue trasladada vía aérea a Bahía Blanca  y llevada al CCD “la escuelita” y allí fue torturada y sometida a interrogatorios. Estas circunstancias están avaladas con los testimonios de PEDERSEN, CHIMENO y Hugo BAUER, la suegra y el cuñado. Las declaraciones de Perla SEGUI fueron incorporadas por lectura. De todas ellas surgen las circunstancias del secuestro de Cristina. También dieron cuenta de las gestiones realizadas a partir de la noticia que había sido fusilada.
Su esposo Rubén BAUER continúa desaparecido al día de hoy.
Roberto Adolfo LORENZO, la otra víctima, fue secuestrado el 14/8/76 en el domicilio de calle San Lorenzo 740, en un operativo realizado por el equipo de lucha contra la subversión. Llevado a “la escuelita”, torturado y sometido a interrogatorios. PEDERSEN dio cuenta de su presencia en el lugar y que eran interrogados por el suboficial del servicio de Inteligencia, “el tío” Santiago CRUCIANI.
Durante el tiempo de su desaparición, su padre hizo gestiones para ubicarlo, no logró saber nada al respecto.
En el debate prestaron declaración Victoria VILARD, la madre y su tío VILARD FONTAN quienes dieron cuenta de lo ocurrido.
El fusilamiento fue decidido que ocurra el 17/9/76 en la Ruta 33 de acceso a Bahía Blanca, a 10 km del acceso a esta ciudad, en el paraje denominado “La vitícola”. El procedimiento estuvo también a cargo del equipo de lucha contra la subversión y se encuentra procesado por estos hechos Jorge Aníbal  MASON, uno de los jefes de sección de ese grupo de tareas.
La versión oficial que contó estos hechos fue la constante: que se trató de un “enfrentamiento” con personas que estaban libres y armadas, que a su vez los atacaban o se resistían a ser detenidos, emprendiendo fugas incomprensibles. En el comunicado del 19/9/76 del diario La Nueva Provincia, dice “Identificóse a un sedicioso muerto, dos extremistas abatidos en Bahía Blanca”, hablan de que el Comando del V Cuerpo de  la Subzona de Defensa, en su fase operativa, es decir que la Subzona contemplaba además de la fase operativa, la fase formal que era el Consejo de Guerra, comunica que el 17/9 fue abatida quien pretendió eludir un control de vehículos, identificada como Cristina COUSSEMENT, aspirante de la organización declarada ilegal en segundo término cuya captura se procuraba desde tiempo atrás. Agrega que había otro delincuente subversivo abatido y se trataría de identificarlo.
Se trata obviamente de un caso más de acción psicológica sobre la población: la falta de identificación de la identidad de LORENZO, es la constante también en estos hechos fraguados, donde primero se da la identidad de uno luego del otro.
ALOISI dijo en este Tribunal que en la sede de la PFA vio fotos de personas abatidas, y estaba entre ellas el cadáver de LORENZO y avisó a la familia.
Hay una nueva publicación de LNP donde se habla del abatimiento de sediciosos, donde es revelador que en dicha publicación se dan informes de antecedentes de COUSSEMENT, que soy idénticos a un informe de Inteligencia de Prefectura. El diario reproducía de modo textual los antecedentes.
El Juzgado reprodujo el procedimiento efectuado en otros casos: las víctimas eran imputadas de atentado y resistencia contra la autoridad, unos días después –el 18/10- MADUEÑO disponía la extinción de la acción y sobreseimiento, sin haber dispuesto ninguna medida de investigación.
Este caso se encuentra acreditado con las pruebas producidas en el debate, que fueron citadas, y con el expte.600 del Juzgado Federal caratulado “COUSSEMENT y LORENZO abatidos en procedimiento s/atentado y resistencia a la autoridad”, el legajo REDEFA 1392, expte. 455/76, la presentación como particular damnificado de Adolfo Ángel LORENZO y las pericias de Mariano CASTEX a partir del trabajo realizado por el médico de la PFA SILVA de MURAT, que CASTEX ratificó íntegramente. La documentación de Inteligencia comprende un memorando del 13/8/76 que da cuenta de operativos vinculados al secuestro de COUSSEMENT, luego reproducidos en el diario La Nueva Provincia. Trata sobre el desbaratamiento de una célula OPM MONTONEROS de Mar del Plata, con fuente en la Prefectura Mar del Plata.
La parte pertinente dice que con los datos “aportados” (arrancados) por el matrimonio OLIVA, se determinó la actividad de MONTONEROS  a cargo de COUSSEMENT.
Respecto de LORENZO hay una ficha de Inteligencia, que habla que fue detenido en un operativo conjunto realizado por el V Cuerpo y la Unidad Regional V en el domicilio. Habla del recurso de hábeas corpus, quién lo presentó y denunció el hecho.
Queda acreditado con la prueba producida que Cristina Elisa COUSSEMENT fue secuestrada el 6/8/76 en Mar del Plata, trasladada luego al CCD “la escuelita”, donde fue interrogada y sometida a torturas. Roberto Adolfo LORENZO fue secuestrado el 14/8/76 en San Lorenzo  740 de esta ciudad, llevado a “la escuelita” donde fue torturado e interrogado. Ambas víctimas fueron sacadas de ese cautiverio, para ultimarlos en fusilamientos realizados por el personal de la Agrupación Tropas del V Cuerpo de Ejército, el 17/9/76 en la Ruta 33, km 10.