miércoles, 1 de agosto de 2012

Alegato de fiscalía. 8.56 María Cristina Jessene.


doctor AZZOLIN (fiscal)
Caso María Cristina JESSENE: secuestrada el 20 de julio de 1976 en el domicilio de su tía, donde se encontraba ocasionalmente, en Irigoyen al 200 de esta ciudad, por un grupo del ejército que había tomado el edificio. Cuando entró en el domicilio, un grupo de personas de civil le preguntaron sus datos, llamaron por teléfono haciendo una consulta y le dijeron que tenía que acompañarlos. La llevaron a la Unidad Regional V y de allí al Batallón de Comunicaciones 181, en otro vehículo y con otra persona. Integrantes del Batallón estaban ya preparados para cuando llegaran y cuando las bajaron la vendaron y le ataron las manos a la espalda, llevándola a un lugar que no pudo ver. La torturaron e interrogaron, luego la llevaron a otra habitación donde había una mujer embarazada –Estrella MENNA- a quien llevaron en un momento y luego la regresaron en muy mal estado. En esa sala estuvo cautiva seis días, durante los cuales no volvieron a interrogarla ni le explicaron el motivo de su secuestro. También estuvo allí cautiva BALIÑA. Esa sala era la que identificó MENNA como la sala del Capellán.  Luego la llevaron a otra habitación y nuevamente fue interrogada por su participación política y gremial. Estuvo 2 días en esa sala, fue entrevistada por TAUBER. Liberada desde el mismo Batallón el 28 de julio de 1976, fecha acreditada con el certificado de detención extendido por TAUBER y aportado a la causa.
Con el testimonio de su esposo Alberto FERRARIS, se acreditó que realizaron numerosas gestiones ante la Unidad Regional V y el Comando del V Cuerpo. Su padre que había sido  cónsul francés, fue recibido por SUAITER –Departamento 1 Personal- quien le confirmó que Cristina que estaba allí detenida e incomunicada.
Los días de cautiverio fueron definidos por la víctima como una tortura psicológica, estando allí sin conocer el motivo, lo que continúa desconociendo hasta hoy.
El hecho se encuentra acreditado por el testimonio de la víctima y las declaraciones de MAILLA GALLOTTA y su madre. El cautiverio se acreditó también con los testimonios de BALIÑA, MENNA y CANOSSINI.
En cuanto a la documentación de Inteligencia de la Prefectura – Zona Atlántico Norte, obra un memorando del 7 de diciembre de 1977 por el cual el Segundo Jefe del Destacamento de Inteligencia solicitaba antecedentes de la víctima, muestra de la persecución desplegada sobre ella, incluso después de su liberación.
En ese momento hay que recordar que GRANADA y TAFFAREL revistaban en ese Destacamento.
Quedó acreditada la detención, secuestro y permanencia en el Batallón de Comunicaciones 181, donde sufrió tormentos y recuperó su libertad el 28 de julio de 1976.
En cuanto a la documentación de Inteligencia, como ya se mencionó, se encuentra agregado un certificado del Ejército Argentino, suscripto por TAUBER, en el que consta que estuvo detenida en el Batallón desde el 20 de julio al 28 de julio de 1976 a las 18:00 horas, expedido el mismo día de su liberación.
También consta el pedido de antecedentes solicitado por BLAZQUEZ, donde se piden los antecedentes de varias personas, en el orden 31 está JESSENE  de FERRARIS.