miércoles, 1 de agosto de 2012

Alegato de fiscalía. 8.81 Ricardo Gabriel Del Río.


Ricardo Gabriel DEL RIO: era oriundo de Tandil, se había recibido de Ingeniero Electricista en la UNS y vivía en Bahía Blanca, era un  militante de la JUP, perseguido por esa actividad desde el año ’74 (exhibe). Allí vemos que en un documento en que se repasan los antecedentes de Diana Miriam FERNÁNDEZ, secuestrada luego por la Armada, a quien vinculan con CARNELUTTI, quien estuvo secuestrado en la ESMA y también en Bahía Blanca, en el asiento del año ‘74 y ‘75 se señala que intervino en un corte de calles y se menciona a DEL RIO, a quien la Inteligencia le asigna diversos alias.
Secuestrado el 11/8/76, según consta también en informes de Inteligencia agregados, en este informe (exhibe) se lo identifica como Enrique Ricardo DEL RIO, estudiante de la UNS, perteneciente a la JUP y en el ’74 asistió al sepelio del obrero de la construcción Luis Jesús GARCÍA, perteneciente al ERP. Luego dice que el 11/8/76 fue detenido por la Policía provincial mientras seguía a un oficial de Marina. En este asiento vemos que hasta la asistencia a un sepelio era relevado por la Inteligencia Militar, y también confirma la fecha del secuestro de DEL RIO.
Estuvo cautivo en el Batallón de Comunicaciones 181, tal como declararon LAURENCENA y VILLALBA compartieron cautiverio con él. Sufrió torturas y  fue trasladado a “la escuelita”, de donde fue sacado con RIVERA, para luego ser llevado al lugar donde sería fusilado.
En cuanto a ese falso enfrentamiento del 6/12/76, en 17 de mayo al 1800. También se cuenta con la acción psicológica: el comunicado emitido del Comando del V Cuerpo de Ejército, dan la misma versión de siempre, las víctimas o se resistían o que hubo una agresión por parte de las víctimas, que estaban en cautiverio, repelida por los militares. Luego se enumera en un comunicado los antecedentes. Esta información salió publicada  en numerosos diarios. La versión obviamente es falaz, se encuentra probado que  las víctimas estaban reducidas a cautiverio en momentos en que fueron fusilados. Esto también lo confirmó la pericia de CASTEX, que desechó la hipótesis del enfrentamiento.
Ricardo Gabriel DEL RIO tenía al momento de ser fusilado  27 años y su hermana en una declaración muy sentida, relató el pesar de sus padres al momento en que murieron, y lamentó que sus padres fallecieran sin saber la verdad.
La prueba documental es común a la de RIVERA.