miércoles, 26 de diciembre de 2012

Elevan a juicio la causa a marinos y prefectos



Los crímenes de lesa humanidad cometidos por miembros de la Armada y de Prefectura en Bahía Blanca durante la última dictadura podrían llegar a juicio en 2013. La semana pasada el juez ad hoc Eduardo Tentoni concluyó la instrucción y la elevó al Tribunal Oral Federal que este año dictó la primera condena a represores bahienses. La elevación alcanza a cuatro marinos retirados y cinco prefectos, que en principio serán juzgados por secuestros, tormentos y homicidios sufridos por 56 víctimas, incluidos los obreros gráficos Enrique Heinrich y Miguel Angel Loyola, delegados de los trabajadores del diario La Nueva Provincia, asesinados en julio de 1976.
  La resolución de Tentoni se produce luego de que el fiscal Abel Córdoba lo recusara por "falta de parcialidad", pedido que analiza la Cámara Federal bahiense. Los acusados son en su mayoría octogenarios, ex miembros de las cadenas jerárquicas en sus fuerzas y gozan de arresto domiciliario. El único condenado, en la causa ESMA, es el contralmirante Manuel García Tallada (88 años, vive en Pacheco 271, Martínez, norte bonaerense). Los otros marinos son los capitanes Guillermo Félix Botto (73 años, Franco 3668, Buenos Aires), Oscar Alfredo Castro (foto, 82 años, Calle 484 al 2520 de Gonnet, La Plata) y Luis Alberto Pablo Pons (70 años, Av. Libertador 5484, 4º A, Buenos Aires). Los prefectos que llegan a juicio en sus hogares son Félix Ovidio Cornelli (85 años, La Pampa 2119, 12º B, Buenos Aires), Pedro Alberto Pila (74 años, Calle 150 nro. 28, Berazategui) y Néstor Alberto Nogués (70 años, Isabel la Católica 3244, Ingeniero White, procesado como partícipe secundario). Los únicos dos acusados presos en cárceles son los prefectos Luis Angel Bustos (en la Unidad Penal 4 de Bahía Blanca, procesado como partícipe necesario) y Francisco Manuel Martínez Loydi (en la Unidad Penal 44 de Batán, para estar cerca de su familia en Necochea).