martes, 8 de julio de 2014

Puerto Belgrano, hora cero

Comienza en Bahía Blanca el primer juicio por delitos de lesa humanidad en la mayor base naval del país. Sólo nueve de los 24 acusados están en la cárcel. Una docena seguirá la audiencia por videoconferencia desde Comodoro Py.

Por Diego Martínez
CCD en base Baterías
Hoy a las nueve de la mañana comenzará el primer juicio por los secuestros, torturas y homicidios cometidos por la Armada en la base de Puerto Belgrano, a 30 kilómetros de Bahía Blanca. El Tribunal Oral integrado por jueces subrogantes que ya dictó dos sentencias por crímenes del Cuerpo V de Ejército juzgará a once marinos, cinco prefectos, siete militares y un ex policía bonaerense. Gracias a la concesión automática de arrestos domiciliarios sólo la mitad de los imputados estarán presentes en el aula magna de la Universidad Nacional del Sur. Los otros doce seguirán la audiencia por videoconferencia desde una sala de los tribunales porteños de Comodoro Py. Los jueces Jorge Ferro, José Triputti y Martín Bava rechazaron el pedido de los fiscales José Nebbia y Miguel Palazzani para que los imputados fueran traslados a la cárcel y/o a hospitales locales, decisión sobre la que debe pronunciarse la Cámara de Casación. A la amplia lista de marinos que murieron impunes antes del juicio se sumó el viernes el capitán Guillermo Félix Botto. El tercer proceso por delitos de lesa humanidad en Bahía Blanca abarca los casos de 66 víctimas, incluidos Enrique Heinrich y Miguel Angel Loyola,dirigentes gremiales y empleados del diario La Nueva Provincia, por cuyosasesinatos fue indagado el empresario Vicente Massot.
  En 1955 Puerto Belgrano fue epicentro de la planificación y ejecución del bombardeo sobre Plaza de Mayo. Desde la vecina base aeronaval Comandante Espora despegaron tres Catalinas con la leyenda Cristo Vence. En los días previos al golpe de Estado de 1976, el contralmirante Luis María Mendía eligió su sala de cine para informar a la oficialidad que se avecinaba una guerra sin uniformes, con torturas cotidianas y desaparición de personas, que serían dopadas y arrojadas al mar desde aviones navales para preservar "la ideología occidental y cristiana". En 1986, antes de las leyes de punto final y obediencia debida, Astiz, Pernías, Donda & otros torturadores de la ESMA fueron recibidos allí con honores, según documentó La Nueva Provincia cuando todavía no debía ocuparse de su propia impunidad.
  El principal centro de detención de la Armada a nivel local estuvo en Baterías, la base de los infantes de marina, más oculta y menos transitada que Puerto Belgrano. Su ex jefe, el vicealmirante Eduardo Fracassi, confirmó en 2009 que el centro clandestino funcionó en la sexta batería histórica. Allí fueron vistos por última vez militantes como Horacio Russín, Cora Pioli, Norberto Eraldo, Néstor Grill y Gerardo Carcedo, ex concejal del FREJULI, todos desaparecidos. El grueso de los sobrevivientes estuvo encerrado en camarotes del crucero 9 de Julio, en la dársena de Puerto Belgrano.
  La causa se reabrió a fines de 2005 a pedidode la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Bahía Blanca. Luego de una docena de recusaciones y excusaciones de jueces y abogados (por sus vínculos con marinos imputados) la investigación quedó a cargo del juez ad hoc Eduardo Tentoni, quien en 2007 condujo una inspección ocular junto al entoncesfiscal Hugo Cañón. La mayor parte de los procesamientos fueron impulsados por el fiscal Abel Córdoba, hoy a cargo de la Procuraduría sobre Violencia Institucional.
Oscar Alfredo Castro
  El contralmirante Manuel Jacinto García Tallada es el único de los once marinos que llegan a juicio que fue condenado (a prisión perpetua) en el primer juicio de la ESMA. García Tallada fue en 1976 jefe del estado mayor del Comando de Operaciones Navales (CON). Fracassi fue jefe de la Fuerza de Tareas 9 en 1976 y de la infantería de marina en 1977. El resto son capitanes. Eduardo Oscar Núñez fue jefe de Puerto Belgrano en 1976. Oscar Alfredo Castro comandó la Fuerza de Apoyo Anfibio y la Fuerza de Tareas 2 en 1976. Castro es el padre de dos militantes desaparecidos que estuvieronsecuestrados en Campo de Mayo, historia que publicó Página/12. Gerardo Alberto Pazos fue jefe de operaciones e inteligencia de la Fuerza de Tareas 2. José Luis Ripa, del departamento seguridad y operaciones de la BNPB. Tomás Hermógenes Carrizo integró el departamento de Inteligencia del CON. Leandro Maloberti fue jefe de la División Contrainteligencia de la BNPB. Enrique de León integró el departamento operaciones de Baterías. Luis Alberto Pons encabezó el batallón comando de la Brigada de Infantería 1, en tanto el aviador Domingo Ramón Negrete fue jefe de la base Espora en 1976.
  Tres de los acusados de Ejército ya fueron condenados. Héctor Selaya fue jefe de la cárcel de Villa Floresta, el coronel Carlos Stricker fue segundo jefe del Batallón de Comunicaciones 181 y el suboficial Felipe Ayala fue guardia de La Escuelita. En este juicio los acompañarán los tenientes coroneles Guillermo González Chipot y Raúl Oscar Otero, el suboficial Víctor Raúl Aguirre y Raúl Artemio Domínguez, alias "El Abuelo", otro ex guardia de La Escuelita.
  El último acusado es el ex comisario mayor Víctor Oscar Fogelman, el mismo que condujo la investigación del asesinato del fotógrafo José Luis Cabezas. Fogelman se desempeñó en 1976 en una dependencia de la ciudad de Punta Alta. Un sobreviviente con quien compartía la tribuna del club Sporting lo identificó como la persona que le ordenó subir a un Falcon, lo encapuchó y lo entregó en el Puesto 1 de la base de Puerto Belgrano.

De garantías y privilegios
La concesión automática de arrestos domiciliarios, además de poner en riesgo el proceso, genera situaciones insólitas. El capitán de fragata Tomás Hermógenes Carrizo, radicado en Merlo, San Luis, le propuso al tribunal trasladarse a la ciudad de Buenos Aires para seguir las audiencias por videoconferencia. Como no tiene familia en Capital sugirió alojarse en casa de su ex compañero de inteligencia naval Guillermo Botto. El viernes, cuando el móvil del Servicio Penitenciario Federal llegó a la casa de Botto, se encontraron con la noticia de que el anfitrión había muerto por la mañana. Ahora la viuda, en pleno duelo, deberá ahora oficiar de guardadora de Carrizo, que según los exámenes médicos gestionados por su abogado no puede estar en la cárcel pero afrontó sin problemas un traslado de 780 kilómetros en un celular del SPF.

Impunidad biológica
A 38 años del golpe de Estado y a casi una década de la reapertura de la causa por delitos de lesa humanidad en Baterías y Puerto Belgrano, la lista de marinos y prefectos que mueren impunes no deja de crecer. Antes de ser citados a indagatoria murieron entre otros Marcelo Agustín Linares, Juan Alberto Iglesia, Juan Pedro Ruseckaite, Raúl Ricardo Zappelli y Raúl Oscar Monti. Fermín Eduardo Areta llegó a estar procesado. Angel Lionel Martín, Guillermo Martín Obiglio y Carlos Alberto Barbot murieron con procesamiento confirmado por la Cámara Federal. Los casos de Jorge Rafael Videla, Carlos Busser, Hernán Lorenzo Payba y Hugo Andrés Mac Gaul ya habían sido elevados a juicio. El viernes último se sumó a la nómina el capitán Guillermo Félix Botto, enlace de inteligencia de la Armada con el resto de las fuerzas armadas y de seguridad bahienses durante la dictadura, que un día antes había cumplido 75 años. El teniente coronel Alejandro Lawless no será de la partida porque está prófugo desde noviembre, cuando se fugó de la alcaidía de tribunales de calle Lavalle. Por problemas de salud fueron excluidos del juicio Eduardo Morris Girling y Carlos Alberto Padula.

Un papelón evitable
Otros 14 acusados están en condiciones de ser juzgados por sus crímenes al servicio de la Armada. Se trata de Sergio Leonardo Aráoz de Lamadrid, Héctor Francisco Lobbosco, Arturo María Quintana, Carlos Alberto Louge, Aristóbulo Nicanor Moreira, Alejandro Carlos Lorenzini, Emilio José Schaller, Miguel Angel Monti, Antonio Vañek, Miguel Angel Torrá, Rómulo Augusto Illa, Alvaro Hernán Hermelo, José Abdala Figueroa y Carlos Enrique Lacoste. El juez federal subrogante Santiago Martínez elevó a juicio ese tramo de la causa 24 de junio. Los fiscales José Nebbia y Miguel Palazzani reclaman que se unifique con el que comienza a juzgarse dado que se trata de los mismos hechos (sólo se sumarían tres víctimas a las 66 del proceso en curso), con pruebas documentales comunes, imputados que integraron las mismas estructuras represivas y que hasta comparten abogados. El juicio que comienza hoy arranca con un año de demora (estaba previsto para mediados de 2013) y a un ritmo pasmoso (tres audiencias cada dos semanas). Para peor, tras la audiencia inicial habrá una pausa de un mes porque las ferias de invierno de los jueces subrogantes (originarios de jurisdicciones diferentes) no coinciden y ninguno sacrifica sus vacaciones. Descartado el derecho de las víctimas a obtener justicia en un plazo razonable, sólo Jorge Ferro, José Triputti y Martín Bava están en condiciones de evitar nuevos casos de impunidad biológica.

24 acusados, 15 en libertad

Con arresto domiciliario en la C.A.B.A.
--Eduardo René Fracassi, 87 años, Pasaje Chimborazo 2275.
--Edmundo Oscar Núñez, 88 años, Pereyra Lucena 2597, 6º A.
--Enrique de León, 69 años,  Av. Quintana 293, piso 3.
--Luis Alberto Pons, 71 años, Libertador 5484, 4° A.
--Raúl Oscar Otero, 69 años, Avenida de los Incas 4054.
--Félix Ovidio Cornelli, 86 años, La Pampa 2119, 12º B.

Con arresto domiciliario en provincia de Buenos Aires
--Manuel García Tallada, 89 años, Pacheco 271, Martínez.
--Gerardo Alberto Pazos, 75 años, Lote 1, Manzana 26, Barrio Santa Ana, Moreno.
--Pedro Alberto Pila, 75 años, Calle 150 N° 28, Berazategui.
--Oscar Alfredo Castro, 84 años, Calle 484 nro. 2515, esq. 20, Gonnet.
--José Luis Ripa, 78 años, calle 166 y 84 "La Santa Rita", La Plata.

Domiciliaria en San Luis:
--Tomás Hermógenes Carrizo, 75 años, Granadilla 652, Merlo, San Luis.

Domiciliarias en Bahía Blanca o la zona:
--Domingo Ramón Negrete, 83 años, Sarmiento 94, 15º A, Bahía Blanca.
--Néstor Alberto Nougués, 71 años, Isabel la Católica 3244, Ingeniero White.
--Leandro Marcelo Maloberti, 75 años, Parcela 16, Manzana 22, Parque Golf, Sierra de la Ventana.

En cárceles:
--Francisco Manuel Martínez Loydi, 71 años, U44 Batán.
--Luis Angel Bustos, 65 años, U44 Batán.
--Héctor Luis Selaya, 81 años, U25 Olmos.
--Carlos Andrés Stricker, 76 años,  CPF II de Marcos Paz.
--Guillermo Julio González Chipont, 71 años, CPF II Marcos Paz.
--Víctor Oscar Fogelman, 69 años, CPF II Marcos Paz.
--Felipe Ayala, 76 años, U9 Prisión Regional del Sur.
--Víctor Raúl Aguirre, 67 años, U8 Jujuy.
--Raúl Artemio Domínguez, 73 años, U4 Santa Rosa.